Importancia de la Inteligencia Emocional

Comenzaremos por explicar que es la inteligencia emocional, es la capacidad humana de sentir, entender, controlar y modificar los estados emocionales de uno mismo y de los demás. No significa ahogar las emociones, sino dirigirlas y equilibrarlas.

Gran parte de nuestras decisiones son influenciadas en mayor o menor grado por las emociones, es por ello que es muy importante saber manejar las emociones adecuadamente y no permitir que ellas nos manejen.

El psicólogo estadounidense Daniel Goleman dice que la inteligencia emocional implica cinco capacidades básicas: descubrir las emociones y sentimientos propios, reconocerlos, manejarlos, crear una motivación propia y gestionar las relaciones personales.

Los expertos coinciden en que este tipo de inteligencia juega un papel vital en el éxito tanto personal como profesional, siendo incluso más importante que el cociente intelectual. En cualquier caso, la Inteligencia Emocional parece estar vinculada a todo, desde la toma de decisiones para el rendimiento académico.

Entonces, ¿qué se necesita para ser emocionalmente inteligente? Daniel Goleman habla de cinco componentes críticos de la Inteligencia Emocional.

  • Auto conciencia: es la capacidad para identificar las propias fortalezas y debilidades, y de comportarse en el lugar de trabajo de manera de capitalizar las primeras y minimizar las segundas.
  • Autorregulación: se relaciona con la conciencia de sí mismo, pero describe más específicamente la capacidad de controlar las emociones, ya sean negativas o positivas, con el fin de mantener un comportamiento más adecuado a la práctica profesional y la actividad.
  • Motivación: El principio de la motivación representa la voluntad de logro – entusiasmo, empuje, ambición independientemente de los obstáculos, y es otro tema constantemente reforzado por los líderes analizados.
  • Empatía: tiene un propósito profesional, claro y concreto, y según Goleman “no significa adoptar las emociones de otras personas como propias y tratar de complacer a todo el mundo”.
  • Habilidad social: el reflejo de la interacción de un líder con el mundo, en contraste con los tres primeros factores, que ponen de relieve características más internas.

La inteligencia emocional es muy importante para cualquier persona, tanto en el ámbito laboral como en el personal, el saber manejar nuestras emociones nos conduce a tener buenas relaciones. Nuestras emociones nos detienen o  nos impulsan realizar ciertas acciones, por ello es importante conocerlas y manejarlas adecuadamente.

Las personas con inteligencia en el campo emocional tienen más probabilidades de alcanzar un excelente rendimiento a nivel laboral. De hecho, algunas investigaciones realizadas han demostrado que la mayoría de los profesionales exitosos cuentan con esta característica, por esto en OME Consulting contamos con cursos de inteligencia emocional.

¡Contáctanos!